Fructuoso ZalapaFructuoso Zalapa Luna


Considerado por muchos como uno de los mejores lauderos de guitarra que trabajan en América, Fructuoso Zalapa Luna nació en 1961 en la ciudad de Paracho, estado de Michoacán, México, en una familia de hábiles fabricantes de guitarras donde comenzó su aprendizaje a los 10 años.


Al final de su adolescencia, se fue a España, donde pasó varios años estudiando con muchos lauderos de renombre, incluidos Félix Manzanero y Manuel Cáceres. Sus estudios continuaron a fines de la década de 1980 en la Ciudad de México en el Conservatorio Nacional de Música.


Siguieron varios premios por sus instrumentos, incluido el Primer Premio para la Construcción de Guitarras de Concierto en el Concurso Nacional para Guitarristas (en 1990, 1991, 1992 y 2002), un famoso evento mexicano de alcance nacional que se celebra cada año en Paracho.


En 1993, Zalapa recibió el Primer Premio por su fabricación de guitarra en el Concurso Nacional de Artesanías celebrado por FONART, la Agencia del Gobierno de México para el Desarrollo de las Artes y las Artesanías. El premio FONART es el premio más prestigioso para artesanías en México.


Ese mismo año también fue galardonado con el Primer Premio a la Excelencia en Artesanías por el Estado mexicano de Michoacán en una competencia celebrada en la ciudad de Uruapan. En 1995, Zalapa ganaría otro prestigioso Primer Premio a la Excelencia en Artesanía, otorgado esta vez por el Estado de Veracruz en una competencia en la ciudad del mismo nombre.
 
En 2019 se hizo acreedor al máximo Galardón del VI Concurso Nacional “Grandes Maestros del Patrimonio Artesanal de México 2019”, celebrado en la ciudad de Tlaxcala, México.


El reconocimiento internacional atrajo la atención de nada menos que José Romanillos, y los estudios de Zalapa con Romanillos en 1995 llevaron al propio Romanillos a agregar su propia firma a la etiqueta de la guitarra que Zalapa hizo bajo su supervisión debido a su excelencia y cumplimiento de los exigentes estándares de Romanillos.


A pesar de todos estos logros, Zalapa continuó buscando el consejo y el aprendizaje de otros maestros constructores de todo el mundo. En 1996 completó un curso de instrucción impartido por el reconocido laudero estadounidense Thomas Humphrey en Paracho y en 1997 viajó una vez más a España para estudiar con el legendario fabricante de Granada Antonio Raya Pardo.


Verdaderamente un veterano notablemente experimentado de su oficio.